Clases

Danza clásica

En Irantzu Gonzalez Dantza Eskola, ofrecemos clases de danza clásica para niños y niñas de entre 8 y 11 años, donde se hacen mejor dantzaris y adquieren, poco a poco, técnica, fluidez y compromiso. Además de pasárselo súper bien con nuestras profes.

Las clases de danza clásica son una herramienta muy completa y potente para que tu hijo/a se forme en danza clásica y adquiera, por lo menos, la base de este estilo que marcará su progresión en el mundo de la danza.

¿Sabes que la danza clásica es la base de todas las demás?

Suficiente razón para que todo buen dantzari se forme en danza clásica y adquiera, por lo menos, la base de este estilo que marcará su progresión en el mundo de la danza.

Y aquí podría terminarse esta página. No obstante, quiero explicarte a fondo las razones de que yo diga esto.

En danza clásica se le da especial importancia a la técnica.

La barra, el plié, el demiplié, primera, segunda, los movimientos de los brazos, la fuerza en los pies. ¿Te suenan?

El espacio en el que te mueves, el control sobre él.

La posición de tu espalda, la precisión de tus giros.

Nada queda al azar.

Se trabajan todos estos aspectos, y muchos más, para que te hagas tú con el control de tu cuerpo, de tu expresión y del espacio.

Es el complemento perfecto para distintos estilos de baile (o para todos ellos más bien) y también para otras disciplinas deportivas como la gimnasia rítmica.

¿Qué aprendes en danza clásica?

Además de todo lo he enumerado anteriormente, aprendes sobre constancia.

Sobre la importancia de implicarte en el avance de tu aprendizaje. De ser tú quien recorra el camino de la danza con paso seguro y firme.

Trabajar la elasticidad, para acelerar y reforzar el proceso que puede que ya estés llevando a cabo en danza moderna o en gimnasia rítmica.

Adquirir la técnica que ayuda a distinguirte del resto, con movimientos más limpios, más precisos, más elegantes y fluidos.

¿Y si no he bailado antes?

La única condición es que tengas ganas. Que seas protagonista de tu aprendizaje y que trabajes con esfuerzo e ilusión. Y sin olvidarte de disfrutar por el camino, eso es lo principal.

En danza clásica se trabaja para mejorar una base que puede que ya tengas o para adquirirla desde cero.

Te agarras a la barra, observas, escuchas y mejoras.

En danza clásica se trabaja, se respira danza y sobre todo, se mejora un montón.